Derecho a vivienda

Español

Moraza desalojado ¿y ahora qué?

Ertzaintza Moraza kaleko eraikin batera sartu daSOS Racismo Gipuzkoa.- Estaba cantado. La única mirada que las instituciones dedican a un inmueble ocupado es el carácter ilegal de dicha ocupación. Ninguna consideración hacia la inmoralidad de la existencia de edificios vacíos con la escasez de vivienda que padecen, en particular, los sectores más desprotegidos de la población. Ninguna consideración hacia las necesidades básicas y elementales de quienes han tenido que recurrir a habitar dicho edificio y, por supuesto, ninguna alternativa a barajar para esa personas.

La mala soy yo

Décimo día en la acampada de San Juan, IrunMaría José Porrino.- 29 días llevamos acampadas en la plaza. No importa porque no somos familia de José Antonio Santano Clavero. La mala soy yo por qué no acepto un piso de emergencia social compartido de forma temporal, cuando yo lo que necesito es una estabilidad. La mala soy yo por qué quiero hacer valer nuestros derechos que es una vivienda digna.

Sexto día de acampada con las mismas fuerzas y muestras de solidaridad

La tienda de campaña siḿbolo de la acampada por una vivienda digna en IrunSTOP Desahucios Bidasoa.- Los días pasan y el cansancio físico comienza a hacer mella pero las fuerzas para continuar con la reivindicación están intactas. Igualmente son muchas las muestras de solidaridad y confirmación que la vivienda es un problema prioritario para las y los vecinos de Irun.

Tercer día acampada en la plaza por el derecho a la vivienda y sin soluciones

Acampada en la Plaza San Juan de IrunSTOP Desahucios.- Tras el primer día de jarreada y la tras la mañana del martes con la sesión de quimioterapia, María José vuelve a la Plaza con buen ánimo y sin malos síntomas de la quimio. Con bocata a cuestas, pancarta, mesa, tienda de campaña, sillas y carpeta de firmas; la plaza África se va llenando de mayores muestras de solidaridad de personas que expresamente se van acercando a la carpeta de firmas para mostrar su comprensión y solidaridad con María José.

 

Suscribirse a RSS - Derecho a vivienda